dioni.es.

dioni.es.

La verdadera historia detrás del robo del convoy

Introducción

Si hay un robo en la historia de España que sigue siendo recordado y mencionado incluso décadas después de que aconteciera fue el robo del convoy que tuvo lugar en la localidad de Seseña en el año 1989. Este espectacular robo de dinero consistió en el asalto a un vehículo que transportaba 300 millones de pesetas, algo más de 1.800.000 euros actuales. A pesar de que el asalto tuvo lugar hace más de 30 años, la historia detrás de este robo sigue siendo tan cautivadora como el primer día. En este artículo vamos a profundizar en la verdadera historia detrás del robo del convoy.

Antecedentes

Para entender mejor este espectacular robo y su verdadera historia, es importante conocer los antecedentes, es decir, los factores que propiciaron que se llevara a cabo este asalto. El primer antecedente tiene lugar en 1981, cuando el gobierno español decidió retirar de circulación los billetes de 1.000 pesetas. Esta medida provocó que muchas personas comenzaran a acumular grandes cantidades de este tipo de billetes en su hogar, ya que eran los que más valor tenían en ese momento. Además, el aumento de la delincuencia y el narcotráfico en España hizo que muchas personas necesitaran grandes sumas de dinero en efectivo para realizar sus actividades ilegales.

En este contexto, surgieron muchos ladrones de bancos y robos espectaculares que llamaron la atención de los medios de comunicación y la población en general. Uno de estos ladrones fue José Vicente Piris, más conocido como 'El Dioni'.

El Dioni

Antes de adentrarnos en la historia del robo del convoy, es importante conocer un poco más sobre la figura de 'El Dioni', uno de los personajes más populares y controvertidos de la delincuencia en España. José Vicente Piris, alias 'El Dioni', nació en la localidad de Fuentidueña de Tajo en 1952 y creció en el barrio de Lavapiés en Madrid. Desde joven, demostró un gran interés por la mecánica y la electrónica, lo que le llevó a trabajar en talleres de coches y de electromecánica. No obstante, su verdadera pasión era la música y, de hecho, llegó a formar parte de un grupo de rock que actuaba en bares y discotecas de Madrid.

A pesar de que su vida comenzó de manera aparentemente normal, 'El Dioni' pronto se vio envuelto en el mundo de la delincuencia. Su primer delito tuvo lugar en 1978, cuando robó una moto en Madrid. A partir de ese momento, comenzó una carrera delictiva que incluyó robos a mano armada, atracos a bancos y, por supuesto, el famoso robo del convoy en Seseña. Uno de los aspectos más llamativos de 'El Dioni' es su habilidad para escapar de la justicia, ya que en numerosas ocasiones logró eludir la cárcel y vivir durante meses o incluso años en la clandestinidad.

La planificación del robo

Aunque 'El Dioni' se ha convertido en la figura principal del robo del convoy, la realidad es que el asalto no fue ideado por él sino por otro grupo de delincuentes. En concreto, el cerebro del plan fue Juan Carlos Izquierdo, un conocido ladrón que había actuado en numerosos robos en la década de los 80. Izquierdo se dio cuenta de que en Seseña había una sucursal del Banco de España donde se llevaban a cabo excursiones escolares para que los niños pudieran ver el transporte y manipulación de billetes. Al descubrir esto, Izquierdo comenzó a investigar los movimientos de los vehículos blindados que transportaban el dinero y a buscar colaboradores para llevar a cabo el robo.

En este contexto, 'El Dioni' entró en escena como uno de los colaboradores necesarios para realizar el asalto. Según algunos testimonios, 'El Dioni' había conocido a Izquierdo a través de una red de delincuentes y ambos habían mantenido una conversación sobre robar un banco en la que Izquierdo le habría propuesto el robo del convoy. En cualquier caso, lo cierto es que 'El Dioni' se sintió atraído por el plan y decidió sumarse al equipo de ladrones que se encargaría de llevarlo a cabo.

El asalto al convoy

El día del robo, 5 de diciembre de 1989, todo estaba preparado para el asalto. Un grupo de ladrones se encontraba en el lugar indicado para interceptar el vehículo que transportaba los billetes, mientras que otros delincuentes les esperaban en diferentes puntos del recorrido para dificultar la labor de la policía.

El asalto al convoy tuvo lugar en la carretera N-IV, cerca de la localidad de Seseña. Los ladrones lograron detener el vehículo blindado que transportaba los billetes y, tras reducir a los guardias de seguridad, se hicieron con las 300 millones de pesetas que transportaba. Los delincuentes huyeron del lugar y, a partir de ese momento, comenzó una intensa búsqueda por parte de la policía para capturar a los autores del asalto.

La captura de los ladrones

A pesar de la rapidez con la que los delincuentes lograron escapar del lugar del robo, la policía comenzó una intensa investigación para dar con ellos. Gracias a los testimonios de algunos testigos y a las huellas y pruebas recogidas en el lugar del asalto, las autoridades lograron identificar a algunos de los ladrones que participaron en el robo.

Finalmente, tras varias semanas de búsqueda, la policía logró capturar a los principales implicados en el asalto, entre los que se encontraba 'El Dioni'. El ladrón, que había logrado escapar durante algunas semanas después del robo, fue finalmente detenido en un hotel de Valencia y trasladado a prisión para cumplir condena.

Las repercusiones del robo

El robo del convoy tuvo importantes repercusiones tanto a nivel social como político. Por un lado, la sociedad española se quedó impresionada ante la espectacularidad del asalto y la cantidad de dinero que se había robado. Por otro lado, el gobierno español se vio obligado a mejorar la seguridad en los traslados de dinero y a invertir en tecnologías y medidas de seguridad más eficaces.

Además, el robo del convoy se convirtió en uno de los casos más mediáticos de la década de los 80 y contribuyó a la popularización de 'El Dioni' y su leyenda. El ladrón se convirtió en una especie de héroe popular y, a pesar de que había sido condenado por numerosos delitos, muchas personas veían en él una figura simpática y carismática.

Conclusiones

El robo del convoy sigue siendo uno de los hechos más recordados y comentados de la historia de la delincuencia en España. Aunque han pasado más de 30 años desde este espectacular asalto, la verdadera historia detrás del robo sigue siendo tan cautivadora como el primer día. En ella se incluyen elementos como la figura de 'El Dioni', la planificación del asalto o las repercusiones sociales y políticas del mismo.

En definitiva, el robo del convoy es una de esas historias que quedan para siempre en la memoria colectiva de un país y que, aunque hayan transcurrido muchos años, siguen siendo relevante e interesante para conocer el pasado de nuestra sociedad.